16 mar. 2011

ACIDEZ, INDIGESTION Y EMBARAZO

La indigestión es un malestar común durante el embarazo que puede ocurrir junto con la acidez estomacal. La indigestión, también llamada "dispepsia", es otro nombre para describir un malestar estomacal.

Muchas mujeres sufren de acidez estomacal durante el embarazo, en especial en el segundo y tercer trimestre. Aún cuando no se trata de algo que ponga el riesgo la vida de la madre o el bebé, resulta incómodo e incluso doloroso.

FACTORES QUE PROPICIAN LA ACIDEZ

• Comidas fritas o grasosas
• Usar fajas o prendas ajustadas, sobre todo en la cintura
• Consumo excesivo de chocolate, café, refresco o bebidas con cafeína
• Cebolla, ajo, pimienta, condimentos.
• Ciertos medicamentos
• Comer demasiado y/o a toda hora
• Acostarse después de comer

LAS HORMONAS, EL EMBARAZO Y LA ACIDEZ

Durante los primeros meses del embarazo se producen grandes cantidades de progesterona y estrógeno, estas hormonas relajan la musculatura lisa de todo el organismo, incluyendo el tracto gastrointestinal. Esto hace que los alimentos circulen lentamente por el estómago y los intestinos, dando una sensación de indigestión o al menos digestión lenta.

Esta situación es incomoda para la madre sin representar un riesgo para el bebé, todo lo contrario, este tránsito lento de los alimentos incrementa la absorción de los nutrientes hacia el torrente sanguíneo y la placenta.

RECOMENDACIONES:

• Comer poco y con frecuencia, come 3 veces al día y toma dos refrigerios ligeros, uno a madia mañana y otra a media tarde. Se trata de comer lo suficiente, no te excedas en cantidades, nútrete y siéntete ligera.
• Siéntate derecha, también camina derecha, solemos hacer compresión innecesaria sobre los órganos. No pases mucho tiempo sentada, camina un poco.
• Evita beber grandes cantidades de líquidos con las comidas.
• Procura hidratarte durante todo el día con pequeños sorbos.
• Evita comidas picantes, condimentadas, fritas o grasosas.
• Después de comer camina o siéntate, evita acostarte.
• Merienda por lo menos 2 horas antes de acostarte.
• Si sientes malestar al recostarte usa almohadas para ganar altitud en la parte superior del cuerpo.
• Cuida tu peso, acude a tus citas médicas para recibir orientación sobre el peso ideal a lograr al final del embarazo. No sucumbas ante antojos grasosos o ricos en azúcar.
• Usa ropa cómoda.
• No fumes.
• Practica diferentes técnicas de relajación.
• El yoga, la respiración consciente y otras técnicas pueden serte útiles.
• Si tienes síntomas severos de acidez, reflujo o ardor estomacal no lo dudes, acude con tu médico de inmediato, no te automediques.

¡Disfruta de esta etapa!
¡Acude a tus revisiones periódicamente no pongas en riesgo tu salud ni la de tu bebe!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...