9 sept. 2011

LA FRUTA Y SUS COMBINACIONES



Las frutas contienen vitaminas, minerales, carbohidratos, fibra soluble que favorece el tránsito intestinal previniendo la acumulación de gases y putrefacciones en el organismo. Además nos hidratan por el agua que contienen, todo lo anterior favorece a que el organismo se libere de los residuos acumulados.

Las frutas, excepto plátanos, dátiles y frutos secos, atraviesan el estómago en poco tiempo (20 -30 minutos), se descomponen y liberan sus sustancias nutritivas en los intestinos. La energía que ahorra la fruta al no tener que ser digerida en el estómago es considerable. Esto ocurre cuando no se consume fruta con otro alimento, ni inmediatamente después.

Al combinarse con otros alimentos, la fruta ya no puede pasar directamente al estómago y al ponerse en contacto con los jugos digestivos y demás alimentos que hay en el estómago, éstos se pudren, se fermentan y acidifican. En muchas ocasiones se produce una sensación de indigestión o de acidez.

Para aprovechar todas las ventajas ya enumeradas, es importante tener en cuenta el tiempo que debe transcurrir desde que se ha consumido cualquier otro alimento, antes de comer fruta.

Si se ha consumido un alimento diferente a la fruta, se recomienda esperar:
  1. Ensalada o verduras crudas, 2 horas
  2. Comida bien combinada, sin carne, 3 horas
  3. Comida bien combinada con carne, 4 horas
  4. Cualquier comida mal combinada, 8 horas
No todas las frutas se pueden mezclar simultáneamente en la alimentación, pues producen reacciones químicas perjudiciales para el organismo.

CLASIFICACIÓN:

FRUTAS DULCES:
Albaricoque, cereza, castaña, caqui, chirimoya, granada, higo, manzana, melocotón, melón, naranja, papaya, níspero, pera, plátano, sandía, uva.


FRUTAS ÁCIDAS: 
Kiwi, manzana,naranja, toronja, zarzamora, tamarindo, uva, guayaba, limón, 
maracuyá, mandarina.

FRUTAS SEMI-ÁCIDAS:
Piña, níspero, guinda granada, grosella, frambuesa, mora.


Las siguientes son algunas de las mezclas que no son aconsejables:

  • Las frutas ácidas y semi ácidas no permiten ningún tipo de mezcla.
  • Las frutas dulces no son compatibles con las frutas ácidas, pues al mezclarse los ácidos con los azúcares, retardan la transformación de estos en glucosa, permaneciendo mas tiempo de lo normal en los intestinos lo cual produce fermentaciones tóxicas.
  • Naranja con zanahoria, eleva la acidez, causa disfunciones en el hígado, estimula el exceso de bilis, potencia sustancias que agreden el sistema renal, produce agrieras, reflujo y deterioro en los uréteres.
  • Piña con lácteos, esta combinación es un tóxico muy poderoso, la bromelina que contiene la piña potencializa los principios activos que disparan la intoxicación.
  • Guayaba con plátano, causa problemas de hiperacidez o acidosis.

¡Escucha a tu cuerpo, experimenta, si algún tipo de mezcla te produce malestar observa y coméntalo con el especialista!


Fuente:
La Antidieta. Harvey y Marilyn Diamond
Frutoterapia. Los frutos que dan la vida. Dr Albert Ronald Morales.


3 comentarios:

SandyGallia dijo...

Excelente, maravilloso, me encantó, estas cosas no nos las dice nadie, ahora entiendo un montón de cosas, aunque me da cosa que ya no puedo mezclar sandía con limón.
A ver que tal estas mezclas que se me ocurren:

Uvas, manzanas, peras
jícama, naranja
sandia, cantaloup, papaya

¿pueden ser?
me quedé pensando en los 'jugueros' que te venden el jugo de zanoria con naranja porque es 'retesaludable' =S

NUTRICAMPEONES dijo...

@SandyGallia

Sandy te debía este post desde hace ya tiempo, mira que la diseñadora lo tenía traspapelado.

He agregado la lista de las frutas ácidas, semi ácidas y dulces.

Si, todas tus anteriores combinaciones son cómodas para el cuerpo, tomando en cuenta que las uvas podrían también ser ácidas. Dependiendo de si son verdes, rojas o moradas y el grado de maduración.

Abrazos llenos de todo lo mejor! :)

Equipo 5 dijo...

Pusieron a la manzana tanto en dulces como ácidas -.-

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...