30 mar. 2012

EDUCAR A NUESTROS HIJOS EN EL SERVICIO Y GENEROSIDAD




La generosidad es una virtud, que nos conduce a dar de manera honesta y desinteresada a los demás, no solo artículos materiales, si no también darnos a nosotros mismos. Dar nuestro tiempo, atención, amor y alegría en todo lo que hacemos.


Las personas generosas no solo velan por sus intereses, sino que persiguen el bien común.


Si te das cuenta gran parte de las acciones que realizas durante el día van enfocadas al servicio de los demás. El trabajo que realizas ya sea en el hogar o en oficina, van enfocados al servicio de algún grupo de personas, ya sea tu familia, compañeros de trabajo o clientes.


¿Cómo te sientes cuando visitas algún establecimiento y la persona que te atiende, te recibe con una sonrisa, te brinda la información necesaria con agrado e interés?

De seguro la respuesta es: “Me siento valioso”, “Me siento a gusto”, “Me siento bien atendido”.


Como adultos y padres de familias, seamos generadores de nuevas formas de convivencia, poniéndonos al servicio de los demás, dándonos de manera generosa; enseñemos a nuestros hijos el gran valor del servicio, haciéndolos parte de las actividades y quehaceres del hogar y de nuestra comunidad.


Evitemos formar hijos limitados en el amor, porque al poner nuestros talentos al servicio de otros, se hace presente la generosidad y el amor desinteresado hacia los demás.


Porque al enseñar a nuestros hijos el valor del servicio, ellos se sentirán útiles, aumentará su autoestima y se fortalecerá su sentido de comunidad.

Tips para fomentar el valor del servicio y la generosidad en nuestros hijos:

• Asigna a tus hijos tareas del hogar adecuadas a su edad, evita hacerles todo. Un niño que ayuda a lavar los trastes, tender la cama, por ejemplo, es un niño que se siente útil y amado.


• Participa junto con tus hijos en actividades de la comunidad, puedes ayudar con despensas a los mas necesitados, hacer visitar a casas hogar, etc. ¡Usa tu creatividad, hay muchas formas de ayudar a los demás!


• Se el ejemplo de tus hijos, ayudando a quien te lo pide, ya sea a tu pareja, o a tus mas cercanos, recuerda que tu eres su ejemplo.

¿Quieres que tu hijo sea feliz?

¡Enséñalo a servir!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...