18 may. 2011

¿EL ESTRES AFECTA EL PESO?


El cortisol es una hormona elaborada por las glándula suprarrenal, ayuda al cuerpo a usar la glucosa, la proteína y las grasas. Se considera la hormona del estrés pues el organismo la fabrica ante situaciones de emergencia interna (infecciones, golpes, enfermedad) o de estrés externo (presiones emocionales, “peligro” o agresión del medio ambiente) para ayudarnos a enfrentar esa dificultad.


En situaciones normales, las células de nuestro cuerpo utilizan el 90% de la energía en actividades metabólicas tales como: reparación, renovación y formación de nuevos tejidos. Pero cuando se produce situación de alarma y estrés el cerebro envía el mensaje a las glándulas adrenales para que liberen cortisol, esto hace que el organismo libere mayor glucosa en sangre para enviar cantidades masivas de energía a los músculos, de esta forma se paralizan las funciones de recuperación, renovación y creación de tejidos pues el cuerpo se concentra en resolver la situación de alarma.


Cuando la situación de estrés ocasional es superada, los niveles hormonales y procesos fisiológicos vuelven a la normalidad, pero cuando el estrés es prolongado, se disparan en el organismo los niveles de cortisol, al ser el único proveedor de glucosa del cerebro tratará de conseguirla por diferentes vías, destruyendo tejidos, proteínas musculares, ácidos grasos y cerrando la entrada de glucosa a lo otros tejidos.


Esta producción excesiva de cortisol ocasiona efectos nada gratos como: acumulación de grasa, destrucción de músculos, flacidez en la piel, debilitamiento del sistema inmunológico, elevación de la glucosa en sangre, dificultad para conciliar el sueño, insomnio, somnolencia, reducción de la función de la glándula tiroides, cambios repentinos de humor, irritabilidad, depresión, incremento del apetito, antojos por lo dulce y reducción del metabolismo.


¿Cómo solucionar esta producción innecesaria de cortisol?

Controlando el estrés prolongado, haciéndonos de herramientas que nos relajen (meditar, reír, bailar, practicar yoga, risaterapia, ejercicio constante, técnicas de respiración, entre otras.)


Puedes hacer 5 respiraciones profundas antes de dormir y también cuando notes que experimentas tensión, esto te ayudará a reducir el estrés. Es conveniente practicar yoga o meditar, piénsalo, nuestras emociones y mente también necesitan depurarse a diario. Además de sentirte más relajado estarás más alerta, brillante y creativo.


Para lograr una buena oxigenación, respira adecuadamente y descansa lo suficiente, mientras dormimos el cuerpo realiza procesos de regeneración asombrosos, recuerda que lo más conveniente es inhalar por la nariz y exhalar por la boca.


¡Controla el estrés, no dejes que controle tu vida!

4 comentarios:

mariana h dijo...

Lo sabía, pero no lo tenía tan claro, Mariana H

NUTRICAMPEONES dijo...

@mariana h

Gracias por comentar, este blog se nutre de comentarios, la opinión de ustedes es vital! :)

Anónimo dijo...

holla amigos su espacio online es muy hermoso,esto es la tercera vez que vi tu website, buen espacio!
hasta

NUTRICAMPEONES dijo...

@Anónimo

Gracias! me suenas a un querido amigo señor sol!

Abrazos! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...