25 may. 2012

CONFLICTOS, ESCUELA Y NIÑOS



¿COMO AYUDAR A MI HIJO A RESOLVER CONFLICTOS CON SUS COMPAÑEROS DE ESCUELA?

Enseñar a nuestros hijos a saber afrontar las situaciones diarias que se presentan entre compañeros en el salón de clases, es un regalo que podemos ofrecerles para que vivan una vida plena y feliz. Enseñarlos a ser claros, a saber expresar sus sentimientos y pedir lo que necesitan; los hará sentirse niños más seguros y capaces de afrontar la vida sin miedo.


En ocasiones como seres humanos, incluyendo a los niños, nos sentimos heridos, debido a que ciertas situaciones no son lo que esperamos. Debemos enseñar a nuestros hijos la importancia del significado de la libertad, que ellos aprendan a respetar las decisiones de los demás.


En la etapa escolar, comúnmente surgen malos entendidos y disgustos entre compañeros, debido a que aun no tienen claro el sentido de lo que es: “Amar en libertad”.


Es muy común observar disgustos entre compañeros en el salón de clases por situaciones como:


• No saber compartir sus útiles.


• Celos entre amigos, (querer manipular al otro para que se haga cierta acción a tu manera, sin tomar la opinión del otro).


• Chismes o malos entendidos entre compañeros.


Como padres, debemos evitar resolverles todos los problemas a nuestros hijos, pues les estamos quitando la oportunidad de madurar, ya que son situaciones que pertenecen a su edad. Y realmente a esos a los que llamamos “problemas” son oportunidades de crecimiento y aprendizaje.


Seamos apoyo y guía de nuestros hijos, hagamos que se sientan seguros y escuchados, siendo empáticos, poniéndonos en su lugar, así será más fácil que ellos reciban y acepten las herramientas que queremos brindarles.


Consejos prácticos para ayudar a nuestros hijos:


1. Date unos minutos para conversar a diario con tu hijo.


2. Al momento de establecer un diálogo con tu hijo, procura que sea agradable, libre de tensiones como: gritos, reclamos etc.


3. Evita interrogar a tu hijo, pues esas conductas propician el efecto contrario, pues probablemente se cerrará. Prefiere una charla amena y abierta, donde pueden intercambiar mutuamente ideas, sentimientos y experiencias.


4. Evita juzgar, calificar o enojarte ante los comentarios que hace tu hijo. Ponte en su lugar, pues la forma en que vez hoy la vida, no es la misma que cuando eras niño.


Evita usar calificativos, como: tonto, distraído, flojo etc. Recuerda que la misión de un padre es guiar y ayudar a crecer a los hijos en el amor y en la libertad.

5. Una manera agradable de guiar a tu hijo es dándole un consejo, puedes platicarle una experiencia cuando fuiste niño y la forma en cómo resolviste dicha situación, eso hará que el niño se sienta comprendido.


6. Pregunta a tu hijo sobre sus sentimientos.


7. Hazle sentir a tu hijo tu amor incondicional, puedes finalizar la conversación con un beso, un apretón de manos o un abrazo.


8. Si el problema que presenta tu hijo es con algún adulto, o si tu hijo está en una situación que lo pone en riesgo, es necesario intervenir.


¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...