20/1/2011

A MI HIJO NO LE GUSTAN LAS VERDURAS, NI EL PESCADO

Posiblemente eres mamá y te pasa como a nuestra querida @Anónima:

"La cosa es que pocos niños comen de todo y bien. Mi hija por ejemplo va a cumplir 6 años y jamás ha comido en condiciones, pescado no come ninguno, carne tampoco, verduras ninguna, fruta manzana y plátano, pero todo esto en cantidades ínfimas (50 gramos al día o 100 gramos como mucho). Desde que le doy un multivitamínico se cansa menos y tiene mejor color." 
Nuestra pediatra Gabriela Ruiz Paniagua responde:

Antes de manejar complementos alimenticios habría que averiguar la causa por la cual los niños no comen, ya que efectivamente son pocos los niños que comen de todo. Dentro de las principales causas están los hábitos alimenticios que se les inculcan a los niños, las causas médicas no son tan comunes.

Normas básicas:

Permanecer sentado durante toda la comida (no son infrecuentes los niños que comen un bocado, se van a jugar y regresan), no dejarlos jugar en la mesa o que vean televisión porque estarán más interesados en la actividad distractora que en saborear y comer, nunca dejarlos comer entre comidas y algo básico: recordar que los hábitos los aprenden los niños de los padres. Puede sonar simple, pero estas sencillas reglas conllevan mucha paciencia y constancia por parte de los padres.

Restringe la cantidad de productos procesados y prefiere lo natural, la cantidad de este tipo de productos que hay a nuestra disposición vuelve la comida cada día menos natural, con menos nutrientes, más conservadores y lo que llamamos “calorías  huecas” (alimentos que llenan pero no nutren).

La mayoría de los padres que se quejan en consulta porque sus hijos no comen bien, al preguntarles si a los niños les gustan y se comen dulces, papitas, pizza, helados,  bollería, pastelillos, palomitas, por mencionar algunos; la mayoría contesta que sí, que de eso se compone su dieta porque eso es lo que le gusta.

Entonces, el niño se come lo que le dan. Los padres son quienes educan y forjan hábitos, no es responsabilidad de los niños confeccionar su propia dieta. Ni son los niños quienes deciden en un hogar lo que se come y lo que no.


TIPS PARA QUE LOS NIÑOS COMAN SALUDABLEMENTE

Hay que ser creativos a la hora de preparar y presentar los alimentos, la presentación es básica, generalmente rechazan las verduras porque nos las conocen, no las han probado y tampoco conocen sus propiedades. Recuerda que de la vista y el conocimiento surge el amor.

Hacer sustituciones, se puede sustituir ciertos alimentos por otros que aporten los mismos nutrientes (la leche por ejemplo se puede sustituir por alguno de sus derivados y complementar con otros alimentos ricos en calcio: tortilla de maíz, nuez o almendra por ejemplo).

En el último de los casos se puede “camuflajear” cierto alimento en un puré o sopa.

Evita alimentos procesados, prefiere lo natural, toma en cuenta que ciertos alimentos como barras de cereales o jugos (principalmente los procesados) son alimentos que al ser una “bomba” de azúcar los llenan rápidamente.

Juntar a toda la familia a comer es un ritual que debe cumplir no solo las necesidades nutricionales sino sociales,  mejora la  interacción entre los miembros de cada familia.

Finalmente recalcar la importancia de no autorecetarse, ya que no todos los complementos vitamínicos tienen la misma cantidad de vitaminas, y solo un especialista puede calcular las necesidades específicas de los nutrientes (o en su caso, las deficiencias) para cada persona.

No olvides que generalmente, detrás de la resistencia de un niño a comer se esconde una forma de reclamar la atención de sus padres.

Lee más de Gabriela en:


1 comentario:

GlicoEntrenador dijo...

Es fácil rastrear la causa de todo esto.

Tenemos un mecanismo que nos ayuda a identificar los alimentos con un más alto índice de azúcar y sal. Estos eran muy difícil de encontrar anteriormente y era que nosotros supiéramos escoger los alimentos que más necesitábamos.

El mecanismo hace lo siguiente: Si tomamos un refresco, no se nos hará dulce un zanahoria. Lo mismo pasa con las sales.

Obviamente, hoy en día, MÁS QUE ABUNDAN los alimentos dulces y salados.

Los niños prefieren cereales o pastas, leches y jugos (que son altamente azucarados) en lugar de frutas y verduras.

En mi opinión, los productos como el Gerber y las fórmulas de leche tienen mucha culpa.

Esto es lo que hicieron unos amigos míos con su hijo - y él hoy, a los 5 años de edad, come de TODO.

Le dieron pecho lo más que pudieron. Cuando empezó a comer, le empezaron a dar verduras sin almidón (brócoli, lechugas, coliflor, etc). A los meses, ya que vieron que se comía esas verduras bien, sin ningún problema, le empezaron a dar verduras con almidón (zanahoria, papa, etc). Estas son las verduras dulces.

Ya que comía bien de todo tipo de verdura (a unos meses) le empezaron a dar rebanadas de diferentes frutas (pedazos muy pequeños) de frutas (manzana, plátano, etc). Se las daban como en forma de postre.

El niño no probó dulces, ni refrescos, ni jugos hasta los 3 años de edad. Y lo increíble es que se empalaga muy rápido y prefiere no comerlos.

Para prevenir alguna deficiencia nutricional, le dan de estos suplementos. Era muy importante dárselos al principio, cuando le limitaban la comida a una poca selección de verduras.

Kevin :: Glicoentrenador
En Twitter: @glicoentrenador
Sitio Web: www.GlicoEntrenador.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...