6 dic. 2010

TIPS PARA UN EMBARAZO SALUDABLE


El embarazo es periodo único en la vida de toda mujer, recuerda que no se trata de comer por dos, ni de premiarte o reconfortarte con la comida que más te agrada (chocolates, papitas, postres, dulces o comida chatarra). Una alimentación deficiente y excesiva podría ocasionarte complicaciones como diabetes gestacional, hipertensión y aumento de peso excesivo; además de que podrías privar a tu organismo de nutrientes esenciales para el óptimo desarrollo de tu bebé.

Por eso es importante poner atención en tus elecciones, prefiere alimentos que te nutran y llenan de fuerza y energía.

Estas son sencillas recomendaciones, que pueden hacer más saludable tu embarazo:

Hidrátate durante todo el día, toma ½ vaso de agua simple cada hora.

En lugar de freír las verduras, prepáralas al vapor, hornéalas a cómelas crudas.Evita los empanizado y capeados.

Invierte en un buen sartén con teflón, esto te permite cocinar con casi nada de aceite.

Prepara comida apetecible, usa especias y hierbas frescas como: laurel, menta, hierbabuena, epazote, orégano, salvia, romero, albaca, entre otros.

Escoge alimentos altos en fibra, frutas, verduras, legumbres (frijoles, lentejas, habas, garbanzos) y productos integrales o de grano entero.

Elige cereales integrales (arroz, pasta, pan y avena).

Opta por comer la verdura o la fruta entera, en lugar de tomártela en jugo. No te olvides de lavarla y desinfectarla.

Come por lo menos 2 raciones al día de leche o yogur descremados (para cada porción, calcula 1 taza de leche, o ¾ de taza de yogur o 50g de queso).

Come de 6 a 8 raciones de frutas y verduras todos los días. Para guiarte, piensa en cada ración como una fruta o verduras de tamaño promedio (manzana, naranja o zanahoria) o ½ taza de fruta o verdura.

Come 5 a 7 porciones de granos diariamente (una ración puede ser una rebanada de pan, ½ taza de pasta o arroz, 30g de cereal, ¾ de taza de avena). Prefiere alimentos integrales porque favorecen tu digestión.

Come dos porciones de proteína todos los días, una porción es equivalente al tamaño y grosor de la palma de tu mano, prefiere los cortes magros de carne, también puedes comer pollo y pescado. No te olvides de incluir huevo, evita comer más de 2 yemas a la semana para cuidar tus niveles de colesterol.

Modérate y de ser posible evita los caramelos, comida rápida, aderezos, condimentos, refrescos, papitas y pan dulce.

¿Tienes más tips que hagan saludable este proceso?
¡Compártelos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

estás buenos, gracias equipo, no tengo hijos, pero capaz me animo pronto jejejeje

NUTRICAMPEONES dijo...

Ser padres es una gran labor, jamás dejamos de aprender, es una enorme responsabilidad, una oportunidad para brindar diariamente todo lo mejor y sólo lo mejor!.

Gracias por compartir! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...