9 ene. 2012

¡ADIOS HABITOS POCO SALUDABLES!



¿Te encanta comer rápido porque así sientes que comes más?


¿Eres de las personas que no puede comer sin echarle sal a todo, aún antes de probar?


¿Jamás usas las escaleras cuando hay elevador?


¿Aunque vayas a la tienda y queda a menos de 5 calles usas el auto?


¿Si hace frío, evitas hacer ejercicio y tomar agua?


La mayoría somos así, no quiere decir que sea lo correcto, sino que es comprensible, estas conductas son resultado de nuestros HABITOS. Están tan arraigados en nuestro estilo de vida, que ni siquiera nos preguntamos si podríamos hacer algo diferente.

Esta demostrado que todos podemos modificar nuestra conducta e incluso adquirir nuevos hábitos, sólo es cuestión de querer hacerlo y ser persistentes. Como siempre, lo más conveniente es priorizar, detecta el hábito o vicio que más afecta tu salud o tu paz, diseña un plan en pasos concretos de cómo modificarlo.  Importante, esto es individual y es un compromiso personal.


Definitivamente, no será cosa de magia, ni será de la noche a la mañana, será un proceso, ponte la meta de ser constante por lo menos un mes, de ir notando los efectos o beneficios y sobre todo de disfrutar todo el camino.


Recuerda que es cuestión de actitud, donde ponemos atención ponemos nuestra fuerza, hagamos crecer en este año lo que nos hace bien y llena de fuerza. La alegría y el bienestar se trabajan a diario.


EJEMPLO DE MAL HÁBITO:


“No desayuno porque prefiero dormir un poco más, no me da hambre ni tiempo, me gusta sentirme liger@ al comenzar el día”


REALIDAD:
Te estás descuidando, nadie vendrá a darte alimento a la fuerza pues ya no eres un bebé, retardas tu metabolismo, castigas a tu estómago, promueves malestar estomacal y llegas a la hora de la comida con hambre innecesaria.


5 PASOS PARA COMBATIR ESTE MAL HABITO:


1. Tener la plena convicción de querer hacerlo porque te quieres, te cuidas y sabes que el desayuno es importante al iniciar el día.


2. Planear tus desayunos, preferentemente dejar todo listo la noche anterior.


3. Levantarte a tiempo, si es necesario, 30 minutos antes, las prisas son enemigas de la salud.


4. Si de verdad no te puedes levantar más temprano o es largo tu trayecto al trabajo, opta por desayunos portátiles (barras, fruta fresca mediana (manzana, pera, durazno), yogurt, plátano, etc.)


5. Ser constante, aun cuando no sientas hambre, puedes comenzar con ½ vaso de yogurt y ½ vaso de fruta.


¡Sigue cosechando hábitos saludables y cuéntanos como te va!

2 comentarios:

Mariana dijo...

Yo agregaría el hábito del deporte, sobre todo en los niños pues el practicarlo les ayuda a tener huesos más sanos y es que el ejercicio si se inicia antes de la pubertad y se realiza de forma regular a lo largo de la vida es la mejor medida para prevenir la osteoporosis. Esto lo aprendí en http://www.facebook.com/ZucaritasAlimentasuGarra

Mariana dijo...

Yo agregaría el hábito del deporte, sobre todo en los niños pues el practicarlo les ayuda a tener huesos más sanos y es que el ejercicio si se inicia antes de la pubertad y se realiza de forma regular a lo largo de la vida es la mejor medida para prevenir la osteoporosis. Esto lo aprendí en http://www.facebook.com/ZucaritasAlimentasuGarra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...