8 dic. 2011

TE VERDE, TE ROJO Y LA PERDIDA DE PESO

TE VERDE




Es un tipo de té Camellia sinensis que ha tenido mínima oxidación durante su proceso. El té verde no es fermentado, a diferencia del té negro. Las hojas se recogen frescas. Después de someterse a la torrefacción, se prensan, enrollan, trituran y se secan. El té verde supone entre una cuarta y una quinta parte del total de té producido mundialmente. Los principales países productores de té verde son China, Japón y Vietnam.

El té verde es el té común que todos conocemos, pero sin los procesos de fermentación al cual se le somete para darle su aroma y gusto característicos. Por lo tanto, podemos decir que estamos en presencia de la planta en “bruto”, la cual a pesar de perder su aroma y gusto conserva de manera notable las catequinas, sustancias de incalculable valor terapéutico (no presente en el té común), que brindan cualidades antioxidantes.


En el caso de la obesidad, las catequinas demostraron estimular termogénesis (producción de calor corporal) al actuar con la adrenalina del organismo. De esta forma, estimulan la combustión grasa. La presencia de cafeína sinergiza dicha acción sobre las grasas, por otra parte los polifenoles del té verde podrían ayudar a eliminar el tejido graso.


Es recomendable tomar de 2 a 3 tazas diarias.

Como platicaba anteriormente, no me gusta mucho el sabor del té verde, por lo que prefiero esta versión de té verde con sabor a vainilla y canela.


TE ROJO




El té pu-erh es conocido también como té rojo en todo el mundo y su nombre proviene de la región de Pu'er de Yunnan China, de donde procede. Se trata de un té inusual en China, siendo este el mayor productor del té rojo o pu-erh del mundo. Consumido única y exclusivamente por la nobleza china cientos de años atrás. Al contrario que otros tés, que suelen tomarse tras su recolección, el proceso de fermentación de esta variedad de Camelia sinensis puede durar de 2 a 60 años en barricas de roble, lo que hace que las hojas alcancen un color cobrizo y, por lo tanto, también la infusión.

Reduce el tejido adiposo. El té rojo es una variedad de la misma planta del té común. Al contrario que otros tés, que suelen tomarse tras su recolección, el proceso de fermentación de esta variedad puede durar de 2 a 60 años en barriles de roble, lo que hace que las hojas alcancen un color cobrizo y, por tanto, también la infusión.


Este té tiene bajo contenido en cafeína precisamente por su fermentación y ayuda a reducir grasas del organismo. Al igual que el té verde común, posee excelentes propiedades antioxidantes. Un efecto comprobado del consumo habitual del té rojo endulzado es la disminución significativa de los niveles de colesterol.


Es recomendable tomar de 2 a 3 tazas diarias.


RECOMENDACION:

Este es mi té rojo favorito, por el sabor, otros son dulces, además del precio, es bastante accesible, la cajita cuesta $30.00 en la Comercial Mexicana.

Lo tomo cuando me siento hinchada, es un diurético suave. Este té, como la mayoría no aporta calorías ni nutrientes.



Al consumo de este tipo de tés es importante agregarle una dieta saludable, sana y natural, asó como una actividad física regular, en especial, de tipo aeróbica.

Recuerda que si tenemos kilos de más, son producto de los hábitos poco salduables de años.

No hay soluciones mágicas. Disfruta del proceso, del esfuerzo y el mérito que requiere todo lo que es importante. En cuanto al consumo de tés con actividad diurética, se debe tener mucho cuidado, no abuses, podrías afectar tus riñones y perder potasio.


¡Hidrátate todos los días preferentemente con agua simple!
¡Si deseas perder peso, acércate a un profesional y ten paciencia, cuídate!

1 comentario:

Anónimo dijo...

perder peso es bueno, pero es dificil con ofertas como ésta http://on.fb.me/rDrPP4

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...