30 abr. 2012

HOJAS VERDES


Los vegetales de hojas verdes son quizá el elemento más perdido en nuestra dieta, si aprendemos a comerlos y a cocinarlos estamos creando salud, cuando en nuestra alimentación están presentes las hojas verdes podemos aminorar el daño que nos ocasionan otros alimentos procesados.


Las hojas verdes ayudan a construir dentro el “efecto de todo un bosque”, oxigenan nuestras células, nos depuran, mantienen estables los niveles de azúcar y ayudan al sistema respiratorio, son especialmente buenos para los citadinos y para quienes rara vez vemos praderas verdes.


El verde está asociado con la primavera, con la vida, con el renacer de las plantas, con la energía vital. En la medicina tradicional asiática el verde se relaciona con el hígado saludable, con la estabilidad emocional y con la creatividad.


Nutricionalmente, las hojas verdes son ricas en calcio, magnesio, potasio, fósforo, zinc, vitamina A, C, E, K y E. Además de proveernos de fibra, ácido fólico y clorofila. En la medida de lo posible, resulta mucho más saludable elegir vegetales orgánicos.


Algunos beneficios de comer hojas verdes, especialmente las oscuras son:


• Se purifica la sangre


• Prevenimos el cáncer


• Mejoran la circulación


• Fortalecen el sistema inmune


• Promueven una flora intestinal saludable


• Aminoran la depresión


• Mejoran la salud del hígado, la vesícula biliar y la función renal


• Mejoran la congestión en pulmones y reducen la presencia de mocos flemas


¿CUALES ELEGIR?


Hay un montón de opciones, lechuga sangría, espinaca, acelga, berros, arúgula, endivia, kale, col verde, etc. Elige la que más te guste, sorpréndete con nuevos sabores, si te aburres de un sabor, se intrépido y creativo, recuerda que entre más variedad haya en nuestro plato, más saludable se encuentra nuestro cuerpo. El brócoli es muy popular entre adultos con asados de carne, a los niños también el gusta por su forma caprichosa tipo arbolito.


Puedes acompañar estos vegetales con: queso, soya, semillas, tofu, pescado, pollo o res. Con unas cucharaditas de aceite de oliva y sal marina se realzan fantásticamente los sabores.


Para cocinarlos trata con diferentes métodos, al vapor o salteados en un sartén con buen teflón para no usar tanta grasa, corta cebolla tipo juliana y sazona con especias al gusto. Si te gusta prepararlos al vapor usa esa agua para hacer sopas o incluso como agua de uso, pues contiene gran parte de los minerales y vitaminas contenidos en los vegetales.


Disfruta también de las hojas verdes crudas en ensalada con una cucharadita de aceite de oliva, recuerda que es mejor consumir estos aceites en crudo y frío, a la hora de comprar prefiere siempre los vegetales más frescos, de colores más profundos (obscuros) y brillantes.


¿Te gustan las hojas verdes?


¿Cómo las preparas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...