25 nov. 2011

AZUCAR, LOS CARBOHIDRATOS Y DEPORTISTAS

La dieta del deportista debe tratar de mantener el adecuado estado de nutrición, cubrir las demandas energéticas de la actividad y mantener el peso corporal adecuado. Para un deportista, la alimentación y un correcto entrenamiento son fundamentales para un óptimo desarrollo, los cuales le ayudarán al logro de éxitos en su vida deportiva.

La clave de una alimentación saludable consiste en ingerir la proporción adecuada de cada alimento y variar lo que comemos, elegir lo más natural y disfrutar de nuestras elecciones.


La alimentación de un deportista podría diferir de la dieta normal, pues sus requerimientos son específicos y notablemente demandantes, tanto en la cantidad total de calorías que debe ingerir por día, como en la cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas.


Una persona que realiza actividad física intensa necesita un aporte extra de calorías acorde a la frecuencia, intensidad y duración de la misma. Habitualmente, los requerimientos calóricos de los deportistas son elevados, por lo que se aconseja hacer cuatro comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y dos colaciones distribuidas según el horario de entrenamiento.


CARBOHIDRATOS Y PRONTA ENERGÍA PARA EL DEPORTISTA


Los hidratos de carbono, también denominados carbohidratos, glúcidos o azúcares, realizan varias funciones en el organismo:


• Son una fuente inmediata de energía, en forma de glucógeno son el principal combustible para la contracción muscular, particularmente en ejercicios de alta intensidad.


• También regulan el metabolismo de las grasas y de las proteínas, ya que el organismo los emplea como primer combustible energético.


• Otra función vital que desempeñan es ser la principal fuente de energía del sistema nervioso.


En el deportista, aproximadamente el 50 a 70% de la ingesta calórica diaria, debe provenir de los carbohidratos, presentes en alimentos como el azúcar de mesa, las pastas, cereales, legumbres, frutas y verduras, pan y dulces.




RECOMENDACIONES UTILES


Toma azúcares para alcanzar tu máximo rendimiento en el momento justo y con medida, ya que en exceso se produce una respuesta desmesurada de insulina que ocasiona un descenso súbito en el nivel de glucosa en sangre, traduciéndose en debilidad y agotamiento.


Antes del ejercicio se deben elegir alimentos que en poca cantidad, nos aporten la energía y los nutrientes que el organismo necesita para llevar a cabo la actividad, aproximadamente antes de una hora de entrenar.


Alimentos como un puñito de frutos secos (cacahuates, almendras, pistaches o nueces), galletas horneadas tipo habaneras o una rebanada de pan integral, son adecuados antes de realizar un ejercicio prolongado, superior a 60 minutos.

Para un ejercicio con duración menor a una hora, una pieza de fruta, como un plátano, durazno o manzana o un caramelo son una buena elección.

Se recomienda tomar azúcares al término de la sesión para ayudar a la recuperación y regeneración muscular, acompaña con un poco de proteína para obtener mejores resultados.


¡Ejercítate y nútrete, conquista el bienestar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...