12 jul. 2012

NIÑOS, VACACIONES Y AUMENTO DE PESO


Ya llegaron las  vacaciones de verano, se calcula que en promedio, los niños de edad primaria aumentan entre 3 y 5 kilos en menos de 2 meses.


¿Por qué?
Las causas pueden ser variadas, el aumento de peso es un síntoma de la atención que está requiriendo ese pequeño; probablemente está aburrido o pasando por un momento difícil, encontrando en la comida esa gratificación,  compañía y seguridad que debiera darle su ambiente familiar.


Sabemos que la mayoría de los hogares están conformados por padres y madres que trabajan fuera de casa, por lo que algunos niños quedan sin la supervisión de un adulto por varias horas, si es tu caso, pon especial atención en los lapsos largos que pasará tu pequeño frente al televisor o a la computadora; estas a buen tiempo para planear actividades.


¡CREA TU PLAN SALUDABLE!


Habla con tus pequeños y explícales la misión para este verano: ¡En familia se divertirán y aprenderán a cuidar su salud! 


Más que hacerles listas de lo que está prohibido, hay que idear actividades que impliquen activación física, a los niños les encanta moverse, también les gusta ayudar, pueden jugar a ser CHEFCITOS y ayudar a preparar las meriendas mezclando ingredientes o poniendo la mesa. Confíales retos según su edad, pueden poner el azúcar al agua en la hora de la comida, ayudar a preparar los sándwiches para el refrigerio de la tarde o decorar una gelatina para la hora de la comida.


Analiza en familia las opciones en base a los tiempos y recursos económicos disponibles, si bien existen cursos de verano donde los niños realizan actividades físicas, también pueden divertirse y aprender en casa, puedes organizarte con otras madres de familia para coordinarse y realizar actividades diarias con los vecinitos, siempre tenemos material sobrante en casa como para hacer manualidades, rallyes o disfrazarnos.


Muy importante, conserva horarios fijados con anterioridad. Mantén los mismos tiempos para el desayuno, refrigerio (lunch escolar), comida y merienda.  Esta es una oportunidad para experimentar al máximo nuevas  actividades que nos diviertan y llenen de energía.


Cuida que cada comida incluya un elemento del Plato del Bien Comer, esto garantiza el aporte suficiente de nutrientes. Los niños desean comer cosas ricas, dulces, frescas; los puntos claves son la moderación y el equilibrio; si incrementamos su actividad física podrán darse esos antojos, disfrutar y seguir creciendo saludablemente.


Estos meses son ideales para iniciarlos en la práctica de una actividad física de manera regular, ya que la carga de estudio es menor, incluso pueden realizar actividades relajantes como yoga o meditación, esto les permitirá iniciar el próximo ciclo escolar con mayor tranquilidad y estabilidad emocional.


Aprovecha este tiempo de vacaciones para estrechar la comunicación con tus hijos y acrecentar el bienestar de toda la familia, preparen en familia postres saludables con frutas, azúcar blanca o morena, miel o jaleas tipo mermelada. 


Prepara versiones caseras de tus productos industrializados favoritos, además de consumir menos saborizantes y conservadores artificiales pasas tiempo de calidad en familia; prefiere lo más natural.


¡Disfruta de las vacaciones de verano y consolida hábitos saludables en familia!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...